Giribaile


_Área 6_

    Plataforma norte de la meseta de Giribaile con
    indicación de la cueva-santuario.
    La denominada área 6 es la otra gran zona de excavación de la campaña 2014. Se localiza junto al castillo medieval, en la ladera sureste de la meseta de Giribaile y se corresponde con un abrigo con una pequeña explanada que, en parte, ha podido ser estudiada.

    El proceso de excavación ha resultado difícil debido a la inestabilidad de la roca que en el pasado provocó la caída interior de parte de la bóveda y, recientemente, de parte del alero exterior situado en el frente de la cueva. 


    Placas de adobe quemado.
    Tanto el interior como el exterior de la cueva han sido reutilizados hasta nuestros días, de modo que las ocupaciones de este espacio han ido sucediéndose de forma continuada desde tiempos remotos.

    La campaña de excavación ha permitido alcanzar los niveles pertenecientes a la Segunda Edad del Hierro y demostrar la existencia de una terraza que sirvió para delimitar y ordenar un espacio a la entrada de la cueva.
    Plataforma de adobes. 
    Esta terraza presenta unas dimensiones de 5.28 x 17.25 m, una superficie de 94.79 m2 y un perímetro de 46.91 m y recuerda otros ejemplos cercanos de santuarios asociados a la Cultura Ibérica como los de la Cueva de la Lobera en Castellar y Collado de los Jardines en Santa Elena.
    Enlosado de piedra. 


    La presencia de varias placas quemadas superpuestas, de un enlosado de piedras y de una plataforma de adobes son indicios que pueden relacionarse con un ritual realizado a la entrada de la cueva. 


    En esta ocasión el centro de culto se asocia directamente a la ciudad, a diferencia de los dos grandes santuarios citados que se localizan junto a los caminos, en un paisaje de sierra. 


    Todavía falta por investigar mucho en la zona de la cueva-santuario, especialmente por lo que se refiere a la comprensión del diseño general y a la circulación de los fieles en el interior de la terraza, incluyendo el posible uso de escaleras de piedra que ponían en comunicación varias dependencias ubicadas a diferentes alturas, a las que por el momento no podemos asignar una función concreta. 

    Fotografía aérea al finalizar la campaña de excavación. 
    También resultaría de interés poder documentar algunos exvotos, característicos de las ofrendas asociadas al culto de época ibérica, con el objetivo de establecer sus semejanzas y diferencias respecto a los ya bien conocidos procedentes de Santa Elena y Castellar.





    ...


    ...
    Reacciones:

    Publicar un comentario

     
    Top