Giribaile


_Área 11_

Huella del expolio y materiales
asociados
En abril de 2008 se llevó a cabo un expolio de gran tamaño en la meseta de Giribaile, junto a uno de los antiguos cortes excavados por Georges Servajean a finales de la década de los 1960. 

En el transcurso de la campaña de excavación 2014 decidimos abrir un corte aquí, con la intención de dignificar el sitio arqueológico y comprender si la enorme cantidad de fragmentos de cerámica que los expoliadores habían abandonado correspondía a un horno dedicado a la producción de ánforas. 


Fotografía aérea 
al final de la primera fase de excavación


La excavación se llevó a cabo en dos momentos diferentes, los meses de julio y octubre de 2014. Durante la primera fase se excavó el sector afectado por el expolio, documentando dos muros que formaban parte de una misma habitación, concentrándonos en el interior de este espacio y descubriendo en el ángulo un conjunto de 9 recipientes de pie, además de 6 ejemplares caídos



Fotografía aérea 
al final de la segunda fase de excavación 
Ánforas documentadas en la
primera fase de excavación.



















La segunda fase prácticamente completó la excavación del interior de la habitación, localizando un tercer muro y el acceso de entrada. El conjunto de ánforas se amplió con 22 nuevos ejemplares, aunque en esta ocasión el espacio no había sido afectado por el expolio y pudimos observar cómo el incendio había provocado la caída de las paredes y el techo, provocando la rotura de las ánforas que estaban apoyadas contra el muro. 

Ánforas rotas como consecuencia del incendio. 
En el centro de la habitación se documentan dos piedras prismáticas alineadas que pudieron servir de base para los pilares que soportarían el armazón de madera que cubriría este espacio. 
Fotografía aérea en la que se localizan la
área 11 y el antiguo corte.

Por el momento, y a falta de concluir estudios antracológicos (carbones), carpológicos (semillas) y químicos (muestras de la pared interior de la base de las ánforas), son muchas las hipótesis abiertas, aunque podría tratarse de un almacén de vino y puede que también de cereales y otros productos. 

Además, este espacio sirvió para actividades de hilado y tejido, tal y como demuestra la presencia de ejemplares de fusayolas, pondera e, incluso, de un posible telar fabricado en hueso. 



...

...
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top